domingo

Lugares Progres: Bar Tarzán

El "Bar Tarzán" es conocido con diferentes nombres: Tárzan, La Tarzán, El Tarzan. Se encuentra sobre la calle Los Incas casi esquina Timbúes en plena estación de Castelar. Es un lugar único en la zona, fundado hace décadas seguramente con la intención de ser un bar de paso, pero que se terminó quedando definitivamente para hoy ser parte de la historia de esta ciudad.

Y decimos "de paso", porque está ubicado precisamente enfrente de la salida del túnel peatonal de la estación del ferrocarril Sarmiento, por lo que se suele habitar con trabajores que bajan del tren y hacen escala allí, antes de arribar a sus casas. Enfrente de la angostísima calle también está la parada de taxis; y sus conductores esperan la llegada de pasajeros refugiándose del frío adentro del bar. Con esta población Tarzan se transforma mayormente en un espacio de hombres, aunque no faltan las chicas hippies de Castelar que se animan a la mirada de los señores que beben en las mesas de al lado.

El interior del lugar es una mezcla de nostalgia, tradición y descuido, que remontan al visitante hasta la época de su fundación. Cuadros de artistas populares, botellas vacías de formas distintas, trofeos de torneos barriales, espejos que de tan viejos ya casi no reflejan y luces de colores que conforman un ambiente entre ténue y místico. Las mesas y las sillas pocas veces coinciden, combinando plástico con madera, interior con exterior y formas geométricas disímiles; en un estilo de decoración difícil de encasillar, para ser benévolos.

Esa mística que se consigue es real, no como esos bares que trabajan su decoración para conseguir ese efecto. En Tarzan da la sensación de que con los años se fueron agregando adornos, pero nunca se sacaron otros. No hay un orden pensado. Todo está allí desde siempre y nunca cambiará. Ni siquiera la mugre penetrada en todos lados. Ni siquiera ese increíble reloj con la frase que reza "Tarzán le da la hora".

Algunos fines de semana hay bandas que tienen el honor de presentarse en el bar. Eso atrae a los jóvenes y sirve para fomentar la mística. Rock, Folclore, distintos géneros. La famosa banda "Ella es tan cargosa", proveniente de Castelar, filmó el video de la canción que los catapultó al éxito comercial en ese lugar; ganándose de esa forma un sitio privilegiado en los muros.

Es cierto que no abundan las opciones para comer. En general uno opta entre el plato del día o pizza, aunque esta última es realmente riquísima. Suele haber un encargado y dos mozos, que responden de manera automática a las órdenes un tanto bruscas de su jefe. Pero Tarzan no es tanto para comer, sino para pasar un momento acompañado de alguna bebida. Abundan grandes grupos de amigos que discuten o los hombres solitarios que pasan el tiempo sumergidos en sus pensamientos.

Con todo esto, Tarzan no necesita nada en especial para destacarse. Ni publicidades, ni luces lindas, ni grandes platos. Solamente mantener esa identidad que le dio reconocimiento. Lo que le alacanzó para transformarse, junto con esas viejas vías que lo acompañan, en protagonista viviente de la historia de Castelar y del oeste.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Vivo en Castelar hace 5 años. Siembre lo vi y nunca entre. Un pelotudo yo, pero de todo se aprende y ya se que voy a hacer la proxima que quiera tomar una cerveza.
Otro lugar progre:
Fisica y Quimica, Haedo. Esta al lado de un lugar muy paqueto llamado "La Recoleta" asi que esta bueno porque podes presenciar la lucha de clases comiendo manies.
Un saludo desde Quilmes, digo, Castelar.
_Torosalvaje_